martes, 19 de septiembre de 2017

EL HOMBRE QUE PERSEGUÍA SU SOMBRA - David Lagercrantz



EL HOMBRE QUE PERSEGUÍA SU SOMBRA
Autor: David Lagercrantz
Editorial: Ediciones Destino
Traducción: Martin Lexell y Juan José Ortega Román
Formato: Tapa blanda
Páginas: 608
Precio: 22,50 €

SINOPSIS
   Lisbeth Salander está cumpliendo condena en la cárcel de Flodberga, en la que intenta a toda costa evitar cualquier tipo de conflicto con el resto de las presas. Pero en el momento en el que Lisbeth se convierte en la protectora de la joven de Bangladesh que ocupa la celda vecina, la peligrosa líder de las internas la coloca en su punto de mira.
   Holger Palmgren visita a Lisbeth y le explica que ha recibido una serie de documentos que contienen información relativa a los abusos que sufrió ella en su infancia. Salander acude a Mikael Blomkvist y ambos emprenden una investigación que puede sacar a la luz uno de los experimentos más atroces auspiciado por el Gobierno sueco en los años ochenta. Los indicios los llevan hasta Leo Manheimer, socio en la financiera Alfred Ögren, con quien Lisbeth comparte mucho más de lo que creen.
   En El hombre que perseguía su sombra, la quinta entrega de la serie Millennium, David Lagercrantz entreteje una electrizante historia sobre el abuso de poder y las sombras que, desde niña, acechan a Lisbeth.

Primero descubre la verdad. Después, véngate.

AUTOR
   David Lagercrantz (Suecia, 1962) es escritor y periodista. Debutó en 1997 con un libro sobre el aventurero sueco Göran Kropp y su conquista del Everest sin oxígeno. Es el autor de uno de los libros de mayor éxito de la historia reciente de Suecia, del que se han vendido varios millones de copias en todo el mundo, la biografía de Zlatan Ibrahimović, Soy Zlatan, que fue seleccionada para el prestigioso Premio August. Es, también, autor de la novela inspirada en el genio matemático y precursor de la informática Alan Turing, El enigma Turing (Destino, 2016). Elegido para continuar la aclamada serie Millennium, iniciada por Stieg Larsson, Lo que no te mata te hace más fuerte se convirtió en un bestseller internacional al publicarse en más de 40 países y vender más de 6 millones de copias en todo el mundo.

OPINIÓN
   Yo soy una de esas lectoras que considera la Trilogía Millennium de Steig Larsson como una de las mejores que he leído en mi vida. Cuando en el verano de 2015 salió a la venta "Lo que no te mata te hace más fuerte" de David Lagercrantz, convirtiendo esta trilogía en saga, no me animé a leerlo al principio. Era muy reacia y pensaba que una continuación elaborada por otro escritor no sería lo mismo. Un par de meses después, aunque reticente, me animé con su lectura y acabé muy sorprendida, Lagercrantz no solo había conseguido mantener el espíritu de la trilogía y lograr que Lisbeth Salander siguiera siendo la misma, además, el autor consiguió mejorar algunas de las cosas que en las tres anteriores novelas podían suponer algún pero al lector como por ejemplo los diálogos que me parecían ahora mucho más naturales que en los libros de Larsson y también agradecí una reducción de información en asuntos técnicos o científicos inherentes a la trama que en los libros escritos por Steis Larsson me resultaban dilatados en exceso en ocasiones.
   Dicho esto, ya imaginaréis que en cuanto vi "El hombre que perseguía su sombra" de David Lagercrantz tenía claro que lo leería inmediatamente y hoy os traigo mis impresiones.

   Lisbeth Salander secuestró a un niño autista para salvarlo de una muerte segura (libro anterior), se supone que debería ser considerada una heroína y lo es, pero Lisbeth molestó a gente muy importante y al final ha acabado en la cárcel. En realidad su condena es bastante leve, solo dos meses que podría haber cumplido en una prisión de régimen abierto pero por su propia protección, hay mucha gente que no le tiene mucho aprecio, está cumpliendo esta condena de dos meses en  Flodberga, una cárcel de alta seguridad.
   Una visita de un Holger Palmgren de 89 años ya en las últimas debido a una enfermedad terminal y un comentario casi casual de este sobre unos papeles sobre la infancia de Lisbeth que una mujer le entregó hace no mucho tiempo, desencadenan una investigación en profundidad de Salander con la ayuda de su amigo el periodista Mikael Blomkvist sobre la infancia de ella, aún hay cosas oscuras que no sabe Lisbeth y quiere saberlo todo, cada detalle y cada persona que intervino en su sufrimiento y claro, vengarse, ella es así.
   Además, los que conocemos a Lisbeth Salander, ya sabemos que no soporta las injusticias. En la cárcel de Flodberga está ocurriendo uno de esos abusos que Lisbeth no es capaz de dejar pasar mirando hacia otro lado. La joven de Bangladés Faria Kazi cumple condena por asesinato y está siendo maltratada y humillada a diario por Benito Anderson, una mujer que cumple cadena perpetua y que se ha adueñado del módulo B campando a su antojo. Benito y Lisbeth se miran de reojo manteniendo las distancias, pero esto no puede durar mucho, Benito ha oído hablar de Lisbeth y teme por su liderazgo en la prisión; la considera una enemiga que hay que eliminar. Cuando Lisbeth tome partido por la joven Faria quizás todo estalle por los aires en Flodberga.
   Corruptos funcionarios y guardias de prisiones, fundamentalismo religioso, racismo y un cruel experimento genético llevado acabo en los años ochenta por el gobierno sueco, son los mimbres que entreteje David Lagercrantz en esta 5ª entrega de la Saga Milleniumm para conformar una novela apasionante.

   Con un estilo sencillo y directo, diálogos chispeantes y naturales, David Lagercrantz hila una trama absorbente de principio a fin. Una lectura fluida y muy ágil con un ritmo absolutamente frenético que no decae en ningún momento. Como comentaba en la introducción Lagercrantz consigue ponernos al tanto de todo lo relativo a la trama de la novela sin extenderse en exceso, haciendo que el lector tenga las bases necesarias para no perderse un detalle hablemos de la bolsa, de genética o de hackers informáticos, como es el caso de esta novela.
   La ambientación no es detallada en exceso pero es muy buena, la soledad y la sensación de peligro constante en la cárcel de Flodberga, los bosques fríos y húmedos de Suecia, la decrepitud que padece Holger Palmgren en sus últimos días y la constante sensación de urgencia hacen que nos metamos de lleno en la lectura.
   Una de las cosas que más me ha gustado en esta 5ª entrega de la Saga Millennium es como consigue el autor que las apariciones de Lisbeth en escena dejen sin aliento al lector y es ciertamente curioso e impactante porque en esta ocasión, al estar Lisbeth en la cárcel, la mayoría de descubrimientos y acción corre a cargo de Mikel Blomkvist y otros personajes de la novela, especialmente Leo Mannheimer, un personaje fuerte y muy importante para la trama ya que alrededor de él gira la historia y a través de ella sabremos más cosas sobre Lisbeth.
   Otra de las cosas que me moría por saber e imagino que al resto de seguidores de esta saga también, es el porqué del tatuaje del dragón que lleva Lisbeth en su espalda. ¿Por qué lo eligió? ¿Qué significa para ella? Pues no os perdáis esta novela, Lisbeth Salander nos lo cuenta.

   En cuanto a los personajes, hay viejos conocidos para los lectores de la saga como Holger Palmgren, un viejo abogado que seguramente es la persona que más ha querido y más se ha preocupado por Lisbeth Salander en toda su vida; su amigo Plague, un hacker de primera perteneciente al grupo de piratas informáticos del llamado Hacker Republic al que también pertenece Lisbeth que en esta ocasión tiene una presencia escasa pero muy relevante; Jan Bublanski comisario de la policía criminal que siente un gran aprecio por Lisbeth; y el periodista de investigación Mikel Blomkvist que siempre acaba involucrado en los líos de Lisbeth, aunque también saca provecho de ello con los reportajes impactantes y rompedores que acaba logrando para la revista Millennium donde trabaja.
   Entre los nuevos personajes destaca Benito Andersson, en realidad se llama Betrice, cambió su nombre de pila en honor a Mussolini. Condenada a cadena perpetua por varios asesinatos es la dueña total y absoluta de la prisión de  Flodberga. 
   Leo Mannheimer un personaje muy desarrollado por el autor, eje central de la trama.
   Y claro, está Lisbeth Salander, esa chica inadaptada, siempre de apariencia desaliñada, con el pelo apuntando en todas direcciones y cubierta de tatuajes y piercings. Esa joven que prefiere, en la mayoría de los casos, enfocar su vista hacia el suelo en vez de mirar directamente a los ojos de la persona con la que habla. Esa mujer cuyo sentido de la justicia está por encima de todo, incluso de la ley y que no duda ni ha dudado jamás en redondear con una buena venganza.

   La Serie Millennium está compuesta, de momento, de cinco volúmenes. Ya sabéis que los tres primeros escritos por el fallecido Steig Larsson y los dos últimos por  David Lagercrantz que se comprometió a escribir tres, así es que parece que nos queda otro más para disfrutar. Ya me conocéis, siempre soy muy pesada con lo de leer las series desde el principio y estoy convencida que en esta saga es imprescindible hacerlo. Aunque haced lo que queráis, empezad por el 1, por el 4 o por este pero: ¡ Tenéis que conocer a Lisbeth Salander !

CONCLUSIÓN
   "El hombre que perseguía su sombra" de David Lagercrantz es la 5ª entrega de la Saga Milleniumm y ha resultado una lectura con una trama absorbente cargada de intriga y tensión, narrada con un ritmo frenético en la que Lisbeth Salander brilla de manera especial. Os  recomiendo esta novela, desde luego, ya que la he disfrutado mucho, pero ante todo os insto a leer la saga al completo y conocer a Lisbeth Salander, uno de los mejores personajes que he conocido en mi larga trayectoria como lectora.

   

Valoración:

lunes, 11 de septiembre de 2017

LA MUSA - Jessie Burton



LA MUSA
Autor: Jessie Burton
Editorial: Ediciones Salamandra
Traducción: Cristina Martín Sanz
Formato: Tapa blanda
Páginas: 480
Precio: 20 €

SINOPSIS
   Andalucía, 1936. Con la guerra civil a punto de estallar, Olive Schloss, hija de un marchante de arte vienés y una heredera inglesa, vive con sus padres en las afueras de un pueblo apartado. Allí traba amistad con la joven criada, Teresa Robles, y con su hermanastro Isaac, un pintor idealista que da clases en Málaga. Al poco tiempo, Olive consigue burlar la voluntad de sus padres urdiendo un plan que desatará una cadena de mentiras y secretos.
   Londres, 1967. Odelle Bastien, una joven llegada de Trinidad, ha conseguido por fin un trabajo de mecanógrafa en el augusto Instituto de Arte Skelton bajo la tutela de la codirectora, Marjorie Quick. A pesar de que ésta le otorga toda su confianza, Odelle percibe en ella cierto halo de misterio, que se intensifica con la aparición de una obra maestra perdida durante la guerra civil española, un enigmático cuadro cuyo autor podría ser el desaparecido Isaac Robles.
   Después de su exitosa y celebrada primera novela, La casa de las miniaturas, Jessie Burton ha creado una historia igualmente vibrante sobre las vidas de cuatro mujeres extraordinarias. Así, dos dramáticos episodios ocurridos en épocas muy distintas conducen al lector a un apasionante y vertiginoso recorrido a través del amor y la obsesión, la verdad y la impostura.

AUTOR
   Jessie Burton nació en 1982. Estudió en la Universidad de Oxford y en la Central School of Speech and Drama, y vive en Londres, donde trabajó de actriz y como secretaria de dirección antes de dedicarse a la literatura. De su primera novela, "La casa de las miniaturas" —traducida a treinta y seis idiomas—, se han vendido más de un millón de ejemplares.     
                                                                                          
OPINIÓN
   El año pasado leí "La casa de las miniaturas" una novela que me gustó mucho y al ver publicada "La Musa" de la misma autora, Jessie Burton, tenía claro que la leería. Pues bien, aunque es una novela entretenida, no me ha gustado tanto como la anterior y voy a explicaros detalladamente el porqué.

   A finales de los años 60 la joven Odelle Bastien, procedente de la colonia británica de Trinidad, intenta salir adelante trabajando en una zapatería aunque no se rinde y continua enviando currículums para encontrar un trabajo más relacionado con sus aspiraciones personales de ser escritora. Sus esfuerzos acaban siendo recompensados en forma de un trabajo de secretaria en el Instituto Skelton, una galería de arte pequeña pero lujosa y muy reconocida en el sector. Odelle no puede ni imaginar como ese trabajo en el Instituto de Arte Skelton cambiará su vida para siempre.
   Por otro lado, en Andalucía, cerca de Málaga y en los momentos previos al inicio de la Guerra Civil, encontramos a la famila Schloss formada por Harold un marcharte de arte vienés, su esposa Sarah rica heredera inglesa afectada por desequilibrios mentales y la hija de ambos, Olive, una joven de 19 años con ideas y aspiraciones propias. Junto a ellos, Teresa e Isaac Robles, dos jóvenes hermanos de Arazuelo, el pueblo más cercano a la finca donde viven los Schloss, serán el nexo de unión entre esta familia extranjera y una España al borde del caos.
   Un cuadro misterioso será el que enlace estas dos tramas en las que los secretos guardados en 1936 pugnarán por salir  a la luz en 1967 y la joven Odelle Bastian se verá dividida entre su curiosidad por saber y las dudas sobre la conveniencia de callar o no lo que va descubriendo.

   Lo primero que me ha defraudado un poco ha sido el estilo, sencillo y fluido, cómodo para leer, pero sin la magia envolvente que tenía cada frase de su anterior novela que fue lo que más me gustó cuando la leí en su momento. Una prosa cuidad pero carente de la sensualidad y la personalidad propia que tenía "La casa de las miniaturas", yo aplicaría el calificativo de correcta sin más. La primera mitad de la novela carece de agilidad, no pasan muchas cosas y la autora se toma su tiempo para contárnoslas, luego la novela se vuelve más activa y los acontencimientos se van sucediendo a buen ritmo algo que hace que también la intriga aumente.
   En cuanto a la ambientación pues también he tenido mis discrepancias. La novela está narrada por un narrador diferente en cada una de las dos épocas del siglo XX a las que nos lleva la autora, ambas pasadas. 
   A la del hilo temporal más próximo, Londres 1967, me he situado sin problemas a una ciudad en la que aunque  ya recuperados de los estragos de la guerra, se siguen teniendo recelos hacia los extranjeros y hay un racismo latente que incomoda a Odelle que es una chica negra procedente de la colonia británica de Trinidad; es curioso como Odelle sabe mucho más de Londres y del resto de Gran Bretaña que los británicos sobre sus colonias. Este hilo narrativo me ha gustado mucho, me parecía más interesante y lo leía con avidez para ir descubriendo cosas con Odelle, además los personajes me atraían mucho más. esta parte de la historia está narrada en primera persona por la propia Odelle Bastian.
   Sin embargo, el hilo narrativo que se desarrolla en España en 1936 me ha parecido lento, aburrido, repetitivo y muy predecible. La autora carga de clichés tanto a personajes como a una España que me ha resultado como vista desde el prisma de un extranjero poco informado. No dudo de que la autora se haya documentado abundantemente, pero evitando profundizar, ha dejado todo en cuatro pinceladas muy manidas. Contada por un narrador en tercera persona no ha acabado de captar mi interés quizás porque como comento, veía venir con antelación cada suceso.

   Como temas de fondo hay cosas muy interesantes como el racismo latente en la sociedad londinense o la discriminación femenina, siendo diferente la valoración de una obra de arte dependiendo de si es una mujer o un hombre el creador. Muy interesante es descubrir durante la lectura el complejo mundo interior de un artista que en muchas ocasiones no busca reconocimiento por parte de nadie, le vale con la satisfacción personal de saber que es el creador de esa obra maravillosa. También me ha resultado atractivo descubrir los entresijos de los marchantes de arte, sus triquiñuelas para conseguir convencer a un artista o a un propietario de un cuadro o poner atractivos cebos a un potencial comprador.

   En cuanto a los personajes pues los que protagonizan la parte de la historia que se desarrolla en España en 1936 no me han convencido, no diría que son planos en absoluto, sin embargo parece que en muchas ocasiones hablan y actúan con poca concordancia a como nos los ha presentado la autora. Además, esta parte es un poquito "telenovela venezolana" o "folletín" como queráis llamarlo.
   Los personajes del pasado más reciente, en Londres 1967, me han gustado mucho más, coherentes con sus personalidades y varios de ellos con cierto misterio que me ha hecho mucho más satisfactoria esa parte de la lectura.

CONCLUSIÓN
    "La Musa" de Jessie Burton es la historia de un cuadro, del descubrimiento de los secretos y las personas que estuvieron relacionadas con él. Una historia entretenida y bien escrita que no ha llegado a convencerme del todo, principalmente por el desequilibro entre los dos hilos temporales en los que se desarrolla la novela que no han captado mi interés por igual. Si no os habéis estrenado aún con esta autora yo sigo recomendando "La casa de las miniaturas" antes que esta nueva novela.



Valoración:

martes, 5 de septiembre de 2017

EL CUENTO DE LA CRIADA - Margaret Atwood



EL CUENTO DE LA CRIADA
Autor: Margaret Atwood
Editorial: Salamandra
Traducción: Elsa Mateo Blanco
Formato: Tapa blanda
Páginas: 416
Precio: 19 €

SINOPSIS
    Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy.
   En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.
   Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood. Una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.

AUTOR
   Margaret Atwood (Ottawa, 1939) es una de las escritoras canadienses de mayor renombre internacional. Autora prolífica, ha cultivado diversos géneros literarios y su obra ha sido traducida a más de cuarenta idiomas. Entre sus novelas destacan, además de El cuento de la criada, que ahora presentamos con una nueva introducción de la autora, Ojo de gato, Alias Grace y Oryx y Crake, que fueron finalistas del premio Booker, un galardón que obtuvo con su décima novela, El asesino ciego. Ha recibido también el Governor General’s Award, el Premio Montale, el Premio Príncipe de Asturias de la Letras, el Premio Crystal, el Premio Nelly Sachs, el Premio Giller y el National Arts Club Literary Award. La serie televisiva de El cuento de la criada se ha estrenado en abril de 2017.

OPINIÓN
 Este libro lo vi de manera recurrente en las redes sociales acompañado de comentarios del tipo: "una novela estupenda", "me ha encantado", "pues la serie está genial", pero simplemente pasé de largo, ni me molesté en averiguar de que trataba la historia de esta novela. Pero un día fui de compras con mi lista preparada y justo al lado de uno de los que iba a comprar estaba "El cuento de la criada" de  Margaret Atwood, diría que el subconsciente me traicionó y alargué la mano y se vino para casa. De regreso a casa en el coche (ahora voy siempre de copiloto desde que mis hijos se sacaron el carnet) me puse a leer la sinopsis y digamos que pensé: "he metido la pata, tengo que leerlo pronto porque si no, lo veo en la estantería de adorno para los restos". Pues eso hice, leerlo pronto y no sabéis lo equivocada que estaba, una lectura que comencé muy reacia se ha convertido en uno de los libros que más me ha entusiasmado de los que he leído este verano y hoy os cuento mis impresiones.

   Un futuro cercano, Estados Unidos ya no existe, su bandera ya no tiene 50 estrellas, tan solo quedan dos, ahora es la República de Gilead. Una sociedad controlada por hombres, con un extremismo religioso exacerbado y en la que las mujeres lo han perdido todo, su independencia, sus derechos, su nombre, incluso su refugio al recordar su propio pasado, el pasado no existe.
   Defred, una de estas mujeres, nos cuenta su vida, la de antes y la de ahora, nos sumerge en esta sociedad en la que ella es un mero recipiente destinado a la procreación.
  Una historia aterradora y siniestra ambientada en un futuro cercano, una distopía en la que no hay robots ni avances tecnológicos sorprendentes; no, solo la maldad humana es protagonista absoluta.

   La sociedad de la República de Gilead está dominada por hombres de los cuales los Comandantes son la élite dominante y las mujeres están compartimentadas según su utilidad en esa sociedad en la que el mayor problema es la dificultad para procrear, la esterilidad femenina es lo común, las mujeres fértiles son una rareza.
   Las Esposas son las mujeres de los Comandantes, las guardianas del orden y la rectitud moral, siempre vestidas de azul, muchas de ellas no pueden tener hijos y para ello están las Criadas, mujeres de probada fertilidad en ese pasado que no se puede recordar y que son enviadas a las casas de los Comandantes para ser el receptáculo de sus descendientes, esa es su misión, vestidas de rojo y con una toca blanca son como un faro luminoso que les hace totalmente imposible pasar desapercibidas, mujeres sin nombre y sin dignidad. Y también están las Marthas, cocineras y doncellas que se ocupan de las labores en el hogar, tal vez las más libres de todas ellas, siempre vestidas de verde tienen la suerte de realizar sus funciones con cierta independencia. 
   Defred, es una de esas Criadas. No sabemos su verdadero nombre, las criadas llevan el nombre del Comandante al que pertenecen. Ella nos narra en primera persona como es esta sociedad, como es su vida ahora y como era antes. Con un ritmo sereno y nostálgico en el que también tiene cabida la frialdad y el sarcasmo que utiliza la protagonista al contarnos su propia historia, la autora nos mete de lleno en esta sociedad sin utilizar florituras en la narración. Prima la sencillez de la prosa pero los toques descriptivos tanto de personas, indumentaria o situaciones determinadas son absolutamente impresionantes: la ceremonia mensual para la procreación, la tensión en los paseos diarios de las Criadas cuando hacen la compra o simplemente la indumentaria de las Criadas, con esas tocas blancas que solo les permiten una visión de túnel muy limitada, ponen los pelos de punta al lector.
   La narración en primera persona para mí ha sido el punto clave para que la novela me haya gustado tanto. Vivir con Defred su angustia, su desconfianza hacia todo y hacia todos, a veces su desesperación y su apatía y otras su resistencia y negación a rendirse, en todo momento me he visto metida en la historia y no me parecía en absoluto estar leyendo una ficción, Defren y la República de Gilead existían y leía absorta y atemorizada con mucha tensión por lo que pudiera ocurrir.
   Se puede apreciar, tal vez, cierto sentido feminista a la novela pero a mi entender, lo que yo he apreciado es una crítica feroz a cualquier gobierno totalitarista y al fundamentalismo religioso tenga el cariz que tenga.

   Los personajes han conseguido trasmitirme perfectamente lo que representan cada uno. El Comandante Fred, un hombre que a medida que avanza la narración vamos descubriendo, sus contradicciones y su desapego en muchas ocasiones nos dan a entender que quizá no todos los que pertenecen a esta élite dominante están totalmente satisfechos con lo que ellos mismos han creado. Serena Joy, la mujer del Comandante Fred, a pesar de su estatus social es alguien triste y amargado que en muchas ocasiones vuelca su frustración de forma violenta con Defred, la Criada que le pertenece. Y Defred, atrapada en su soledad y su temor, a la que recordar el pasado a veces le hace daño y otras consigue darle un pequeño empujón para seguir luchando por sobrevivir, una mujer que aunque no acepta su destino sabe ser práctica en muchas circunstancias de su nueva vida y consigue que el lector empatice con ella, sufra y pase miedo con ella, al menos así ha sido en mi caso al leer su historia. 
   Hay más personajes claro, otras Criadas que tienen una relación más directa con Defred, una de las Marthas de la casa o Nick, el chofer de el Comandante Fred y también personajes pertenecientes a la vida pasada de Defred, todos aportan algo importante a la historia, o bien en el desarrollo de la misma o bien en la actitud y los sentimientos personales de Defred.

CONCLUSIÓN
    "El cuento de la criada" de  Margaret Atwood es una ventana a un futuro cruel y despiadado que nos presenta un panorama en el que la mujer es el centro de todo, imprescindible para esa sociedad y sin embargo, relegada al dominio de todos y a la pérdida de su dignidad por completo. Una historia tensa, angustiosa y absorbente que me ha mantenido pegada a sus páginas de principio a fin. Ha sido una de mis mejores lecturas de este verano y os la recomiendo sin dudar.


Valoración:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...