jueves, 23 de noviembre de 2017

UN RINCÓN DEL MUNDO - Christina Baker Kline




UN RINCÓN DEL MUNDO
Autor: Christina Baker Kline
Editorial: Ediciones B
Traducción: María José Losada Rey
Formato: Tapa blanda
Páginas: 296
Precio: 18 €

SINOPSIS
   Para Christina Olson, el mundo se reducía al lugar donde había nacido: la granja familiar en Cushing, un pequeño pueblo costero de Maine. Aquejada por una enfermedad que le producía una creciente incapacidad, parecía destinada a una vida limitada. Sin embargo, durante más de dos décadas Christina fue la inspiración del artista Andrew Wyeth, quien la retrató en uno de los cuadros más conocidos del siglo XX en Estados Unidos.
   Con una prosa evocativa y lúcida, Un rincón del mundo revela a la mujer de carne y hueso detrás de esa misteriosa joven que parece arrastrarse sobre una pradera, con su cuerpo vuelto hacia una casa en lo alto de una colina.
 Christina Baker Kline, que emocionó a más de dos millones de lectores con su novela El tren de los huérfanos, vuelve a entrelazar realidad y ficción para ofrecernos la historia de la singular relación de una mujer que se resistió a ser definida por su enfermedad, con uno de los más destacados artistas de su tiempo.

AUTOR
   Christina Baker Kline es novelista, ensayista y editora. Nació en Cambridge, Inglaterra, y se educó primero allí y luego en el sur de Estados Unidos y en Maine. Se licenció en Yale, Cambridge, y en la Universidad de Virginia, donde obtuvo una beca Henry Hoyns en Escritura de Ficción. Entre 2007 y 2010 una beca de la Universidad de Fordham le permitió dedicarse en exclusiva a escribir.
   Sus ensayos, artículos y reseñas han aparecido en medios como el San Francisco Chronicle, The Literarian, Coastal Living, More y Psychology Today. Además de El tren de los huérfanos, que ocupó el número uno en las listas de libros más vendidos del New York Times, ha publicado las novelas Bird in Hand, The Way Life Should Be, Desire Lines y Sweet Water.
   Vive en una vieja casa en Montclair, Nueva Jersey, con su marido y tres hijos.

OPINIÓN
   Yo no leí en su momento "El tren de los huérfanos" y me arrepentí porque todas las críticas que he leído de esa novela son muy positivas, así es que cuando vi "Un rincón del mundo" de Christina Baker Kline no me lo pensé y hoy os traigo mis impresiones.
   Cuando la autora tenía ocho años su padre le regaló un grabado inpirado en el cuadro El mundo de Christina del pintor Andrew Wyeth, siempre le encantó y disfrutaba fantaseando con la mujer del vestido rosa pálido del grabado. Variós meses después de la publicación de "El tren de los huérfanos" un amigo le comentó que había visto en Nueva York la pintura original de Wyeth y Christina supo que había encontrado tema para su próxima novela. Sentada durante horas frente a El mundo de Christina en el MoMA la aurtora fue dándole forma a esta especie de biografía ficticia novelada de Christina Olson, la mujer vestida de rosa que se arrastra por un campo reseco hacia una casa situada en lo alto de una colina.
   Una historia contada con dos hilos temporales en la que el presente (1938/1948) narra como Andrew Wyeth, un joven pintor de 22 años entabla amistad con la solterona y solitaria Christina Olson que en esos momentos tenía 46 años; el pintor visitaría durante cerca de diez años, todos los veranos, la población cercana a la granja de Christina y acabaría utilizando, en algunas ocasiones, a esta y su hermano Al como modelos para sus cuadros. En la narración que nos cuenta el pasado (1896/1938) iremos descubriendo la infancia y la juventud de Christina Olson en esa granja situada cerca de Rockland, Maine; nos hablará de sus antepasados que llegaron allí huyendo de Salem y no por ser acusados de brujería sino por ser descendientes de Nathaniel Hawthorne, uno de los jueces más crueles y despiadados en los famosos juicios de brujas. También conoceremos a su madre, su padre, sus hermanos mayores y su abuela que seguramente fue la persona que mejor comprendió a Christina.
   Los dos hilos temporales están narrados en primera persona por la propia Christina Olson. La parte del presente no me ha aportado mucho, simplemente conocer levemente al pintor Andrew Wyeth y alguna peculiaridad sobre su forma de pintar. En realidad Wyeth tiene una presencia meramente testimonial con sus apariciones esporádicas cada verano; él llegaba, saludaba y se subía al segundo piso a pintar en una habitación que eligió y acondicionó como estudio. Me ha resultado lenta y sin gran interés. La parte del pasado me ha resultado mucho más entretenida; es interesante la descripción costumbrista de la autora de la vida rural de las granjas, la casa, los campos y todas las labores que hay que realizar están plasmadas con detalle. También las gentes que habitan la zona y el aislamiento que existe en esos entornos rurales en los que hay que recorrer kilómetros para visitar a tu vecino más próximo.
   Un acierto es sin duda la cuidada y bella escritura de la autora que aunque el desarrollo de la historia no me estuviera entusiasmando lograba impedir que me aburriera y siguiera dejándome llevar página tras página por la vida de Christina Olson. Mi mayor problema con la novela ha sido la ausencia de sentimientos que me ha provocado esta lectura y es realmente sorprendente. Una niña con una enfermedad degenerativa mal diagnosticada que cada vez va reduciendo más su movilidad, a la que sus padres le roban la oportunidad de estudiar y convertirse en la maestra del pueblo porque la necesitan para las labores en la granja y el trabajo doméstico del hogar, rodeada por gente que la trata siempre con simpatía. Una vida llena de penalidades y desilusiones con un ansia latente de escapar. Pero Christina, siendo muy inteligente, se rodea de obstinación y terquedad, rechaza ayuda médica e incluso el uso de aparatos ortopédicos o una silla de ruedas y prefiere arrastrarse dando tumbos por los campos de su granja de Maine. Incluso en ocasiones me ha resultado cruel con otras personas que la trataban bien y se ha comportado de manera muy egoísta con quien más la quiere. Su orgullo no la deja progresar y la convierte en víctima una y otra vez por su propia intransigencia. Un personaje difícil de amar por el lector, al menos así ha sido en mi caso. Me hubiera gustado un mayor desarrollo psicológico del pintor Andrew Wyeth ya que la parte del presente gira en torno a él y también de Al, el hermano de Christina que vive desde siempre con ella en la granja, este último sí ha sido un personaje que se ha ganado mis simpatías y mi conmiseración. En general todo me ha resultado muy frío y desprovisto de sentimientos a pesar de ser una historia tremendamente dura.

CONCLUSIÓN
   "Un rincón del mundo" de Christina Baker Kline  es la biografía ficticia de Cristina Olson, la mujer que aparece en el cuadro El mundo de Christina del pintor Andrew Wyeth. Una novela escrita con una bella prosa que tal vez por el carácter de la protagonista, no ha conseguido emocionarme a pesar de la dureza de la historia. De todas formas, lo que a mí no ha logrado conmoverme tal vez a vosotros sí lo haga, lo que es indudable es que la autora escribe  con delicadeza y mucha elegancia.
   
   
Valoración:

jueves, 16 de noviembre de 2017

AÑOS DE SEQUÍA - Jane Harper



AÑOS DE SEQUÍA
Autor: Jane Harper
Editorial: Salamandra Black
Traducción: Maia Figueroa Evans
Formato: Tapa blanda
Páginas: 368
Precio: 19 €

SINOPSIS
   Volver a Kiewarra, pequeña comunidad al sureste de Australia, es lo último que el investigador de delitos financieros Aaron Falk desea. Y no sólo por el sol abrasador y la sequía pertinaz que han dejado al ganado famélico, a los granjeros desesperados y a la población desquiciada, sino también por el temor a que su presencia reavive las heridas que su precipitada partida dejó abiertas veinte años atrás. Sin embargo, cuando le comunican que Luke Hadler, su amigo de la infancia, y su familia han muerto de forma violenta, presuntamente en un acto de parricidio y posterior suicidio, se siente obligado a regresar.
   Recibido con manifiesta hostilidad, Falk se propone no quedarse más de un par de días, pero las súplicas de los padres de Luke para que intente aclarar las circunstancias de la muerte de su hijo harán que reconsidere su decisión. Así, mientras colabora de forma extraoficial con el sargento Greg Raco, el jefe de policía local, Falk se verá obligado a encarar los fantasmas de su oscuro pasado y a enfrentarse al odio visceral que todavía le tienen algunos vecinos del pueblo.

AUTOR
   Jane Harper nació en Manchester (Inglaterra), pero a los ocho años se mudó con su familia a Boronia, en la región australiana de Victoria. Se graduó en Historia y Literatura Inglesa por la Universidad de Kent, en Canterbury, y trabajó como periodista para el Darlington & Stockton Times y el Hull Daily Mail. Regresó a Australia, donde formó parte de la plantilla del diario Geelong Advertiser y más tarde del Herald Sun. Años de sequía, cuyos derechos de traducción se han vendido a más de veinte idiomas, ha recibido los premios ABIA, Indie y Ned Kelly en Australia y es finalista del prestigioso CWA Gold Dagger Award de 2017 en Reino Unido.

OPINIÓN
   Yo tengo una predisposición innata a que cualquier libro ambientado en Australia llame mi atención, si además resulta que es una novela con crímenes y misterio pues ya me tiene ganada como futura lectora. "Años de sequía" de Jane Harper tenía todos esos ingredientes que os contaba antes para hacérmela atractiva y en mi lista estaba cuando cierta bloguera leyó mi mente y apareció en mi casa como regalo de cumpleaños. Hoy os cuento si ha cumplido mis expectativas y me ha satisfecho tanto como yo imaginaba.

   Aaron Falk y su padre abandonaron de forma precipitada Kiewarra, su pueblo natal en el entorno rural del sureste australiano, hace 20 años. Falk no tenía pensado volver jamás a allí, ni siquiera a visitar a los que un día fueron sus mejores amigos. Aaron Falk es Policía Federal en Melbourne y se dedica a la investigación de delitos financieros, a sus 36 años es apreciado en su profesión y lleva una vida tranquila aunque algo solitaria. Sus planes de no volver jamás a Kiewarra se ven truncados cuando muere Luke Hadler, su mejor amigo de infancia y juventud. Hadler ha matado con disparos de escopeta a su mujer Karen y a su hijo Billy de tan solo 8 años, luego se ha suicidado. Solo dejó con vida a la pequeña Charlotte de 13 meses. Aún así, Falk decide que no irá al funeral, hasta que una escueta carta de Gerry Hadler padre de Luke le hace cambiar de idea:
"Luke mintió. Tú mentiste. Ven al funeral"

   A pesar del hostil recibimiento en KiewarraAaron Falk decide quedarse unos días para averiguar lo que en realidad ha ocurrido allí. Hay cosas que no cuadran del todo, Falk y el sargento Raco que es el jefe de la policía en el pueblo, se embarcarán en una investigación extraoficial en la que nadie parece querer colaborar. Además, planea constantemente sobre Falk el suceso de hace 20 años, ese que hizo abandonar a él y a su padre a toda prisa su granja y su vida tranquila y feliz. 
   ¿Qué sucedió hace 20 años? y ¿Qué ha sucedido ahora en realidad?

   "Años de sequía" es una novela policíaca de ritmo tranquilo, sin grandes giros argumentales ni sorpresas en cada página, en la que poco a poco, metódicamente, Aaron Falk y el sargento Raco iran haciendo descubrimientos, descartando teorías y sospechosos hasta llegar a solucionar todas las dudas que plantea la novela. A pesar se no ser una lectura trepidante el suspense se mantiene constantemente y el interés no decae en ningún momento. Tenemos dos historias que seguir, por un lado averiguar lo que ha pasado en realidad con la muerte de la familia Hadler en el momento presente y por otro ese suceso pasado que hace que Falk esté tan incómodo en Kiewarra y sea tratado de esa manera tan hostil por la gran mayoría de sus habitantes.
   La novela me ha parecido muy bien escrita, con sencillez y sin florituras pero con una ambientación magnífica y no me refiero solo a las descripciones del lugar con sus campos agostados por el sol abrasador, las reses escuálidas o el lecho del río seco por completo, eso lo hace la autora a la perfección incluyendo algunas escenas realmente impactantes; me refiero a la magistral manera de describir una comunidad exhausta, de personas a punto de explotar que saltan a la mínima ocasión, gentes que han vivido toda la vida allí y que desconfían constantemente unas de otras, y eso lo consigue con diálogos parcos en palabras, gestos ariscos de los habitantes del lugar y la soledad que se palpa en el ambiente. Hay una tensión tangible y una angustia sofocante y siniestra durante toda la novela.
   La novela está narrada en presente y por un narrador omnisciente aunque la autora intercala flashbacks que nos van poniendo poco a poco al tanto de lo que sucedió en el pasado cuando Aaron Falk tenía 16 años y aún vivía en Kiewarra. Una comunidad rural desquiciada nos ofrece múltiples sospechosos que hacen de esta novela una de esas que te hacen quedarte hasta las tantas para avanzar con la intención de ir fisgando un poco más, junto a Aaron Falk y Raco, en ese conjunto de habitantes para descubrir los secretos que esconden cada uno de ellos. Me ha gustado mucho el desarrollo de la novela y el sorprendente desenlace de los sucesos del presente aunque es cierto que lo ocurrido en el pasado me ha parecido previsible y por eso no le he dado la máxima valoración a esta lectura que en conjunto me parece magnífica. Tanbiésn es cierto que no me hubiera gustado que la autora se sacara un as imprevisto de la manga para sorprender al lector en los hechos del pasado, hay cosas que son como son y la verdad es que ese desenlace le da más sensación de veracidad a la historia en conjunto.
   Los personajes bien construidos. Los secundarios desprenden el odio, el miedo y el recelo que aletarga a esta pequeña comunidad rural sumida en la decepción. Y el dúo que forman Falk y Raco me ha resultado atractivo, cada uno tiene unas características que compensan al otro y hacen que conformen un buen equipo investigador. Falk está más desarrollado psicológicamente, percibiremos como le afecta toda esa presión a la que se está enfrentando en Kiewarra, sus ganas de largarse cuanto antes de allí, pero también sus ansias de redimirse de los pecados del pasado.

CONCLUSIÓN
   "Años de sequía" de Jane Harper es una magnífica novela policíaca con una trama absorbente, una ambientación fabulosa y unos personajes bien construidos que arrastra al lector en una maraña de teorías y sospechosos hasta llegar a un desenlace imprevisto y muy satisfactorio. Creo que se nota que la he disfrutado muchísimo y es prueba evidente de ello que ya hay publicada otra novela de Jane Harper con el título "Force of Nature" y también protagonizada por Aaron Falk que leeré en cuanto sea traducida. Osea, leed esta ya que luego empezáis a quejaros de que digo que hay que leer las series policíacas desde el principio.

   

   

Valoración:

martes, 14 de noviembre de 2017

LA CARICIA DE LA BESTIA - Cristina C. Pombo



LA CARICIA DE LA BESTIA
Autor: Cristina C. Pombo
Editorial: Espasa
Formato: Tapa blanda
Páginas: 440
Precio: 19,90 €

SINOPSIS
   En un bosque solitario, dos adolescentes son brutalmente atacados por un ser de una fuerza sobrenatural. En su declaración, ambos sostienen que el agresor es un zombi.
   La inspectora Laura Tébar es encargada de la investigación. Se trata de una profesional de 55 años, brillante, solitaria  y con un carácter temible forjado en un pasado lleno de errores imposibles de remediar. Se la respeta y se la teme a partes iguales. Con Tébar, y a su pesar, comienza a trabajar el subinspector Merino, un joven tan inexperto como intuitivo y motivado.
   Los dos no pueden ser más opuestos y no tardan en chocar. A través de la novela, el lector asistirá a un auténtico tour de force entre ambos personajes, que pasarán lo suyo antes de permitirse el mínimo respeto mutuo que les permita colaborar y enfrentarse a unos seres tan misteriosos como violentos, que  atacan desde lo más profundo del bosque, parecen invulnerables y desaparecen sin dejar rastro.
   Cristina C. Pombo trama una intriga originalísima que supone una vuelta de tuerca en el thriller contemporáneo, un género en que parecía que todo estaba inventado y al que, sin embargo, le faltaba traspasar una última frontera que, literalmente, está en el más allá. 

AUTOR
  Cristina C. Pombo (Ourense, 1977) estudió música, filología y arte dramático, completando su formación con un máster en Creatividad y Guión Audiovisual.
   Ha trabajado  como copy, directora artística, profesora, traductora y guionista de televisión. Colabora con sus artículos en medios como La Región o Pikara Magazine. En la actualidad compagina la docencia de letras y música con la escritura de novelas. 

OPINIÓN
   La sinopsis de este libro me llamó inmediatamente la atención así es que me propuse leerlo y aquí tenéis mis impresiones finales sobre "La caricia de la bestia" de Cristina C. Pombo.
   Dos adolescentes que se internan en el bosque para tener toda la intimidad del mundo (ya me entendéis) acaban siendo brutalmente atacados por...¿por un zombi?Al menos eso es lo que dice la chica agredida. Lo que queda absolutamente claro es que el atacante no era un ser normal, tenía una fuerza y una resistencia fuera de lo común.
   La inspectora Laura Tébar será la encargada de investigar el asunto a la vez que lidia con su nuevo compañero de trabajo el joven subinspector David Merino recién llegado del norte.
   El asunto se complica por momentos y además, si llega a oídos de la prensa lo del dichoso zombi la pequeña localidad de Grazalema en Cádiz se va a convertir en el foco de atención de todo el país.
   Laura Tébar que tiene una vida personal muy complicada se ve muy presionada por sus jefes y sumado a esto, sus continuos tira y afloja con su nuevo compañero, hacen que la profesional también se torne muy difícil.

   Mi primer consejo es que os olvidéis de lo de "zombi", leyendo la sinopsis oficial se puede pensar que esta novela trata de fenómenos sobrenaturales pero quiero que os quede claro que es una novela policíaca, con sus investigaciones de asesinato, sus policías y su resolución final.
   La trama está bien lograda y es original pero me ha parecido de ritmo algo lento. Es cierto que el desarrollo es muy realista, con una investigación metódica, pero esto hace que se avance poco a poco y que cuando se llega a un nuevo descubrimiento no parece del todo un giro sorprendente e inesperado de esos que nos agradan tanto a los lectores de este género. Además de la intriga que corresponde a la historia de asesinatos en sí misma tenemos como añadido la vida personal de la inspectora Laura Tébar que mantiene un foco de atención sobre ella durante toda la lectura por algo que hace en secreto que intrigará muchísimo al lector. Tengo que reconocer que me atraía más leer sobre los asuntos personales de los dos protagonistas que sobre el desarrollo de las investigaciones policiales.
   En cuanto al estilo pues os diré que al principio sufrí un poco, la abundancia de comas en trozos narrativos no muy largos hacía que tuviera que volver a releer en ocasiones porque no estaba segura del todo si había entendido bien. No digo que sea gramaticalmente incorrecto, no soy una experta y no lo sé a ciencia cierta pero hablo como lectora y esa fue mi sensación. Os pondré un pequeño ejemplo: "...Elena se acerca a la puerta, saca la cabeza al pasillo, comprueba que no hay nadie; se acerca de vuelta, andando hacia atrás, a la puerta y, sin girarse, con un imperceptible movimiento de brazo, como si se rascara el cuello, hace desaparecer el cartel con su nombre de la placa y lo mete, en un visto y no visto, en la manga de su larga camisa".
   No sé si es que yo me adapté o que empezó a proliferar más el diálogo, pero la lectura empezó a resultarme más cómoda y fluida hasta el final. Por lo demás el léxico utilizado es cuidado pero sencillo.
   Los diálogos me han encantado. Entre los dos protagonistas hay una tensión laboral ya que Laura Tébar nunca ha trabajado con un hombre de compañero directo en una investigación y este es un joven "listillo" que la pone de los nervios; y también hay una tensión sexual que se va desarrollando poco a poco. Estos dos motivos dan lugar a unos diálogos chispeantes, cargados de ironía y que resultan muy divertidos ya que el lector sabe lo que piensan los dos protagonistas y cada cosa que dicen adquiere un sentido especial.
   La ambientación es buena tanto en lo referente a lugares como a personas y especialmente la vista de escenarios del crimen y sus consecuencias en los personajes que los sufren es logradísima, imaginar a través de los ojos de la autora ciertas escenas resulta espeluznante.
   Lo que más me ha gustado han sido los personajes, creo que están bien construidos y especialmente los protagonistas. Laura Tébar es una mujer de 55 años, solitaria y con un carácter de mil demonios que tiene una historia personal a las espaldas que nos llevará de cabeza durante toda la novela.Sus jefes la soportan porque es una investigadora de primera pero desobedecer órdenes y plantar cara a sus superiores, irrespetuosamente en muchas ocasiones, la tiene casi siempre al borde de la suspensión. Y esta mujer que en sus 15 años como inspectora jamás le ha tocado trabajar con un hombre como compañero en un caso recibe con pocas ganas al subinspector David Merino,  apodado Cons (no os cuento de dónde viene el apodo, hay que descubrirlo durante la lectura), un joven de 30 años que pondrá en evidencia las carencias de Laura en cuanto a informática, por ejemplo. Un policía con una mente abierta e imaginativa que sacará en muchas ocasiones a Laura Tébar de sus casillas. Además, la tensión sexual que se respira entre ellos hace aún más difícil su trabajo juntos. Una pareja policial muy interesante de la que no me importaría saber algo más en el futuro.

CONCLUSIÓN
   "La caricia de la bestia" de Cristina C. Pombo es una novela policíaca con una trama sólida y bien resuelta que aunque adolece de cierta lentitud es compensada por unos personajes protagonistas muy interesantes que mantienen al lector sumidos en otra parte de la historia, la relación entre ambos y sus vidas personales. Una primera novela de esta autora que seguro demostrará una evolución favorable en sus próximas obras que tal vez sean con Laura Tébar como protagonista otra vez, a mí me gustaría que así fuera.

Valoración:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...